Economía Circular 

Hablar de este término significa que lo que adquieras debe estar asociado a una compra que pueda ser reutilizable, y evite ser desechada, un insumo sostenible que vida útil sea muy amplia.

Este video es ideal para explicar la economía circular.

Ilustración de economía circular

Elige compras que no tengan un empaque, ya que posterior a tu compra lo vas a desechar, hay muchos insumos que puedes adquirir sin empaque o que sean reutilizables. Otra gran opción es comprar cosas de segunda mano, encuentras verdaderos tesoros que son grandes herramientas artísticas.

 

Desperdiciar no es una opción, trata de cuidar tus pinturas y tus insumos de arte al máximo, cuidar cada uno de ellos ayuda a que su vida útil sea mucho más larga, tapar bien tus pinturas, cuidar tus paletas mezcladoras, ahorrar cada pequeño pedazo de papel.

Suplementos de Arte

Cuando inicias en el mundo de la ilustración tratamos de buscar las mejores opciones para poder hacerlo con la mejor calidad y lo más funcional posible, pero calidad no es sinónimo de sostenibilidad, desconocemos el origen de cada suplemento que llega a nuestras manos y con ello desconocimiento sobre la gestión adecuada en su desecho.

 

Primero Los pinceles

La herramienta básica para iniciar con el arte, hay una amplia variedad de formas, colores, materiales y precios, que nos hacen cuestionarnos ¿Cuáles serían los mejores para mí?

Tradicionalmente el origen de las cerdas de los pinceles es el pelo de un ser vivo, puede ser de buey, cerdo, algunas ardillas, conejos y en pocos casos hasta hurones, aunque hay mucha información sobre el proceso de la realización de pinceles, con el fin de evitar cualquier barbarie y buscar respetar el pelaje que le sirve a cualquiera de estas especies en tiempos de frío, siendo una parte fundamental de su naturaleza desde que nacen, la opción ideal son los pinceles sintéticos, lo sabemos, es fibra de nylon o poliéster, procedente de un plástico, imposible de reciclar y aunque los plásticos son una de las cosas que nos contaminan más, no podemos hacer a un lado el maltrato animal que genera detrás de cada pincel de cerdas naturales.

Segundo las Celulosas 

Papeles Certificados y de fibras naturales como el algodón

Sin duda el papel es la base de nuestras creaciones, y en ciertas técnicas específicas como la acuarela, es importante elegir un papel ideal, actualmente hay muchas marcas que tienen certificaciones por ser papeles ecológicos, seguro podemos encontrar una amplia gama con opciones, los papeles de con mayor porcentaje de algodón suelen ser los más óptimos para la ilustración, aunque en su elaboración se consume grandes cantidades de agua, tenemos que hacerlo valer utilizando cada centímetro para no desperdiciar, aparte de que lo puedes mandar a reciclar sin problemas si utilizas pigmentos puros, azoicos o sintéticos, o compostar si utilizas tintas vegetales o pigmentos naturales.

 

Tercero Los Pigmentos

Hay una variedad inmensa acerca de los pigmentos, básicamente es el cosmos, las opciones de pigmentos actuales son muy amplias como para mencionarlos en un párrafo, puedes encontrar pigmentos puros, azoicos, óxidos, síntéticos, orgánicos, naturales (orgánicos e inorgánicos) y aunque algunos no representan un daño para el medio ambiente pueden ser tóxicos para nosotros, y viceversa, representando un daño a los mantos acuíferos, e incremento de aguas residuales, aumentando los metales pesados, tóxicos y sustancias diversas en el agua y el suelo, comenzando su origen desde el agua en la que enjuagamos los pinceles.

Esto pasa también con los pigmentos sintéticos con brillos, seguramente de infante te pusieron a hacer manualidades con diamantina o brillantina, y aunque es muy bonita y hay pigmentos hechos a base de diferentes brillos, la realidad, son microplásticos, hechos de pequeñas láminas elaboradas a base de tereftalato de polietileno, (PET, por sus siglas en ingles), micropolímeros que prácticamente se volatizan por el aire, viajan por todo el medio ambiente y terminan contaminando cada parte de nuestro ecosistema, desde el momento en que los usamos directamente o los desechamos por el drenaje, principalmente afectando especies de plantas acuíferas. Aunque hay opciones biodegradables, son escasas, costosas y aún no hay estudios que revelen que realmente sean una solución o alternativa a la diamantina habitual. Te dejamos dos artículos que hablan acerca de la problemática y acerca del debate entre ellos.

https://www.futuro360.com/data/estudio-confirma-que-el-glitter-dana-los-ecosistemas-acuaticos_20201015/

https://www.nationalgeographicla.com/planeta-o-plastico/2018/06/deberia-prohibirse-la-purpurina-para-salvar-los-oceanos

La clasificación básica de los pigmentos es Naturales y Sintéticos, dentro de esta clasificación cada uno se divide en Orgánicos e Inorgánicos, y aunque cada uno tiene diferentes pros y contras al momento de ilustrar, nosotros siempre optaremos por pigmentos naturales, se vuelven una opción amigable para el medio ambiente siempre y cuando hayan sido sintetizados correctamente por la química botánica para asegurar su resistencia a la luz, la estabilidad en su composición y su capacidad de pigmentación. Siempre pregunta por los procesos y a que son sometidos, tanto para el caso de los orgánicos naturales como los inorgánicos naturales.

Los pigmentos sintéticos también tienen su clasificación, orgánicos e inorgánicos compuestos principalmente por moléculas de nitrógeno y carbono, algunos son pigmentos azoicos, otras tinturas en polvo, que son sintetizados a partir de moléculas sintéticas, aditivos y ftalatos, y aunque son diseñados para resistir la luz e ideales para fijarse en cualquier cuerpo, tienen diferentes tóxicos que pueden dañar el agua.

Dentro de la clasificación de Pigmentos se encuentran los pigmentos puros hay una variedad infinita de estos, y siempre son los óptimos para la ilustración, una combinación entre pigmentos naturales, ácidos tóxicos y metales pesados, sus propiedades y fórmulas los convierten en los más codiciados, por su idónea pigmentación, resistencia a la luz y estabilidad cromática, sin embargo varios de estos aditivos suele ser tóxicos para los seres vivos (incluidos nosotros) y para el medio ambiente, investigar la ficha técnica de cada producto ayuda a descubrir su origen y saber el impacto o grado de contaminación que puede generar, siempre ayudar investigar cada ingredientes para quitarte de dudas.

 

Cuarto Las paletas mezcladoras

En los últimos años notamos una variedad inmensa de paletas para mezclar tus pinturas, entre los materiales encontramos el plástico como el más común, sin embargo no todos los plásticos son ideales, existen 2 tipos de plástico, No. 6 conocido como PS y No. 5 conocido como PP, el PS es el plástico Poliestireno, uno de los plásticos que  más contamina y que es imposibles de reciclar, estas paletas son desechables, duran poco y se rompen con facilidad, el PP es el polipropileno es el único plástico realizado de grado alimenticio, durable y óptimo para ser reciclado, estos godetes pueden durar toda la vida, siempre y cuando lo cuides.

La mejor opción siempre serán las paletas de Cerámica, porcelana, metal o madera.

La cerámica es una pasta que tiende a ser realizada por medio de tierras y minerales, asegurándote que su esmalte sea libre de plomo y tóxicos es una gran opción, lo malo es que se pueden romper muy fácil.

La porcelana es una de las idóneas para diferentes técnicas, desde la acuarela, el gouache y los acrílicos, aunque puede ser un material costoso y no es un material local, puedes optar por comprar de segunda mano, o usar algunos que ya tengas en casa.

Los de metal es una buena opción de durabilidad y tienen una capa de pintura resistente al agua, debes cuidarlo ya que con el tiempo puede deteriorarse esa capa y hasta llegar a oxidarse.

Las de madera, en Tortolita desarrollamos nuestra paleta a partir de madera recuperdada, significa que es pedacera de madera. Están barnizadas a prueba de agua con esmalte libre de tóxicos.

Si tienes más dudas puedes mirar nuestro artículo completo sobre paletas mezcladoras.

Quinto Toallas desechables

Sin duda es una herramienta que usualmente encontraremos en los escritorios artísticos, aunque se vuelve un hábito de desecho también, por eso te recomendamos usar un trapo, reutilizado o de material de algodón para evitar llenarte de papel desechable, te dejamos el artículo que escribimos sobre este tema aquí.

Realmente podemos ser sostenibles

El primer paso para poder ser sostenible, es ser consciente de que usamos, que compramos, que desperdiciamos y que desechamos, buscar ahorrar y cuidar de todos tus materiales, para que te duren más y evites un consumo desmedido.

  1. Opta por la economía circular a la hora de comprar, algo que pueda ser reutilizado y rellenado. Comprar en exceso también hace daño al planeta y a nuestra economía. Evita lo que esté empaquetado, ya que los materiales de los que están hechos, son bolsas de celofán o empaques de PP blando que son imposibles de reciclar, invita y escribe a tus marcas favoritas que dejen de usas plástico desechable, recordemos que el empaque es desechado al abrir tu producto.
  2. Celulosa (Papel), opta por papeles con certificaciones que sean sustentables, opciones con fibras naturales evitando sustratos o materiales sintéticos, aprovecha al máximo todo el papel sin desperdiciar.
  3. Pigmentos naturales, son una opción amigable para cuidar el agua y evitar el incremento de aguas residuales. Siempre pide una ficha técnica o pregunta de que están hechos los pigmentos así como los procesos, para evitar que tengan tóxicos.
  4. Paletas mezcladoras, optar por algo reutilizable antes que algo de plástico o desechable, lo reutilizable te durará por mucho tiempo.
  5. Elige toallitas reutilizables, desechar servilletas de papel o papel de cocina se vuelve un desecho habitual, elige opciones reutilizables de algodón o elaboradas por ti.
  6. Investiga, pregunta y cuestiona cada material de arte que adquieras, pregunta y acércate a las marcas que te gustan, siempre con amabilidad con la finalidad de educarnos sobre temas que desconocemos y nunca con la intención de atacar.
  7. Compra artículos locales, que sean producidos en tu país para aminorar la huella de carbono, opta por productos artesanales, para aligerar la huella ecológica del producto.
  8. Evita el plástico, elige opciones de madera o metal para tus otros insumos.

 

 

 

Sabemos que puede ser difícil poder asimilar a las opciones a las que nos enfrentamos, pero nosotros somos una comunidad y siempre estaremos para ti para resolver tus dudas.

 

Esperamos que este artículo te sea de mucha utilidad, muéstranos tu godete, etíquetanos en Instagram y usa los hashtag :

#yoinventocontortolita  #tortolitaminventiva

Pin It on Pinterest

Share This
Abrir chat